03/06/2008

Consideraciones


- ¿Que sientes? - Le pregunta el cerebro al corazón, pero éste no contesta, simplemente sigue latiendo a su ritmo habitual ignorando la pregunta.

- Creo que tienes un hueco dentro y yo una bella ilusión, pero no pareces emocionado, no lates más rápido esta vez, ¿Por qué? ¿Tienes miedo de estrellarte de nuevo contra un muro? Es cierto que has sido maltratado tantas veces, atropellado y estrujado, demasiados cambios de ritmo intempestivos, pero que te puedo decir; eres berrinchudo como un niño pequeñito que no piensa las cosas y solo se alborota al saberlas cerca. En cambio y al contrario, cada que tu sufres yo crezco y aprendo cosas nuevas, diviso diferentes perspectivas tan interesantes, comprendo mejor la vida, pero entonces volteo y te veo cansado y herido, como si cruel me alimentara de tu dolor. Sé que eres especialista en regenerarte, tienes una capacidad impresionante para levantarte después de cada caída, pero ignoro cuanto más puedas soportarlo, no conozco tus límites y por eso te pregunto esta vez ¿que es lo que sientes? pero no respondes y entiendo que tu función no es conversar conmigo, sino simplemente seguir latiendo incansable para que yo pueda continuar, para que por medio de ti; ría, llore, sueñe, aprenda, me ilusione y ame, así que mientras sigas ahí, no te defraudaré, será un placer y un honor corresponderte. –

Y entonces, extrañamente, como si el corazón hubiera estado escuchando atento, se llena de valor y comienza a latir intensamente, como salvaje corcel desbocado que relincha frente a un hermoso pastizal de verdes increíbles que le muestran una hermosa y nueva libertad.

3 comentarios:

Sr. Javier dijo...

No hay nada que pueda desviar al corcel, porque mi sangre se orienta por ti....


Muy bueno, me gusta mucho la dualidad corazón - cerebro.

Me hizo pensar (y sentir) muchas cosas.

Gracias por compartir, saludos.

Sid Escalona dijo...

me gusta creer,
que soy de papel
que floto al caer,
no siento dolor
que por corazon
soy todo cartón...

el final epico jajaja es lo mejor

La Maga** dijo...

Alors... ton coeur et ton cerveau sont amis!!!
Je t'aime!